Terapias en Medicina Veterinaria Tradicional China

La Medicina Veterinaria Tradicional China no trata con enfermedades sino con enfermos, es decir, tratamos a los animales de manera global. La medicina convencional trata la misma enfermedad con la misma medicación para todos los pacientes; en cambio, para la medicina veterinaria tradicional china, cada caso es único, de modo que no podemos hablar de una pauta exacta. Por ejemplo, si nos duele la cabeza, un médico convencional nos mandará un analgésico para el dolor; en cambio, un médico acupuntor tratará de obtener una visión global de nuestro estado de salud para buscar el desequilibrio que está originando ese dolor de cabeza.

Por lo tanto, ante una consulta veterinaria sobre un problema con nuestras mascotas, el problema no sólo será evaluado mediante exámenes diagnósticos modernos, sino que además, realizaremos una extensa anamnesis del animal, recopilando el mayor número de datos posibles para obtener una visión global del estado de salud de nuestra mascota. De este modo, identificaremos los orígenes de la enfermedad.

Una vez establecido el diagnóstico, podremos comenzar a tratar al animal con diversas técnicas, entre las que se incluyen:


ACUPUNTURA VETERINARIA

La Acupuntura es la técnica terapéutica más conocida dentro de la Medicina Veterinaria Tradicional China. La mayoría de la gente piensa automáticamente en la acupuntura cuando hablamos de medicina china, y es conocida por su acción analgésica y antiinflamatoria. Esta práctica consiste en la inserción de agujas en determinados puntos del cuerpo de los animales. Lee nuestro artículo sobre acupuntura veterinaria para más información.


MOXIBUSTIÓN

La moxibustión es una terapia que utiliza la raíz prensada de la artemisa a la que se le da forma de cigarro puro denominado moxa. Lo usamos para estimular térmicamente los acupuntos.


ELECTROACUPUNTURA

La electroacupuntura es una forma de acupuntura donde una pequeña corriente eléctrica se pasa entre pares de agujas de acupuntura. Esta técnica permite el tratamiento eléctrico de los acupuntos a través de impulsos de corriente de baja frecuencia.